Noticias

Una lección desde el Software Libre

Comparte!

Mi persona pública es ser una defensora del minimalist software dentro del movimiento del Software Libre y de Código Abierto (FOSS, por sus siglas en inglés). Mi activismo ahí es cien mil veces superior al activismo trans, honestamente. Entre mi cuenta en Mastodon, mis charlas en IRC (oh no, se me ven los años), mi blog y mis proyectos, ahí ando.

Bueno, total, a lo que venía yo: Uno de los ambientes que ha roto con la marginalización a las mujeres de toda clase y condición, incluyéndonos a las mujeres trans, es el Software Libre. Que todavía queden ciertos personajes nefastos, pero totalmente aislados y que no pienso ni mencionar, es verdad… pero ya son cosa del pasado. Da gusto ver que en un ambiente se nos trata bien y en el que, si hay problemas, es solo porque la hemos liado en un parche de código o en un servidor y no por quienes somos o dejamos de ser. Vamos, y además estamos por todas partes.

Citando (de memoria) algo que conversaba con Drew DeVault por IRC… La discriminación y el odio no crecen en los lugares donde abundan la pasión y la inteligencia. Ojo, no es que no exista discriminación u odio (de vez en cuando toca bloquear a gente malintencionada), pero es difícil que se expanda.

Y sí, la informática tiene un pasado bastante malo contra las mujeres, de muchas barreras de entrada… pero eso era siempre dentro de lo más corporativo. En los submundos hacker las cosas siempre fueron mejores… (Y no, hacker no es alguien que anda inflitrándose en sitios… hackers somos quienes «trasteamos» o hacemos auditorías con permiso… yo con orgullo puedo decir que soy White Hat y siempre lo seré: el conocimiento y las herramientas son para ayudar, no para destrozar). Pero en las últimas dos décadas el Software Libre al final ha infiltrado la cultura hacker en lo corporativo… en este caso para muy bien. Quizás en algunas multinacionales juegue un papel un cierto grado de pinkwashing, pero la realidad es que, al final, las mujeres hemos reconquistado un espacio que se nos quitó en los 80 y las mujeres trans hemos sido protagonistas en ese proceso.

¿Y por qué es importante esto más allá del Software Libre? Porque esto demuestra que es posible cambiar las cosas. Poco a poco, con buen trabajo. Demostrando que una no pide permiso para hacer cosas chulas y estar por los demás, actuando con total normalidad, al final se gana siempre. Eso sí, con calidad. De esta forma conseguimos libertad para todas, independientemente de si en algún momento de nuestras vidas la biología nos jugó o no una bromita al nacer.

Nada, eso era todo lo que quería decir hoy. Ahora, a refrescarme… que quina calor que fa, mare mevaaa!

Foto: Código fuente de minitimer (Ariadna Vigo, 2021; para el copyright del código, ver aquí)

Comparte!

Ari

Hola! Yo soy Ariadna Vigo, pero me conocen más como Ari... es más corto y es más cuqui! Nací en Buenos Aires, pero, bueno, he dado muchas vueltas y ahora vivo en Nafarroa. Me gusta etiquetarme como agitadora cultural: desde la música afrocaribeña hasta el Software Libre, pasando por la fotografía y las artes en general.

Links: ariadnavigo.xyz

También puede gustarte...