Crónicas de Ari por estas tierras extrañas

Hace sol, cosa extraña en Iruña. El sol es un bien escaso por aquí y yo sigo todavía un poco mediterránea, la verdad. Visca el nord! Debo aprender a gestionar la sensación térmica, que se me congelan las manos, vaya. Estos meses han sido un poco lío. Líos con la ley trans, líos con el …